EZKAURRE  Txiki (1.764 m) – Peña Occidental. Travesía de las tres peñas de Ezkaurre

EZKAURRE TXIKI y TRAVESIA a PEÑA EZKAURRE

 

Peña Ezkaurre, Ezkaurre central o Baines y Ezkaurre Txiki (occidental).

 

La Peña Txiki de Ezkaurre se encuentra en el extremo occidental del macizo, que se corta en abruptos precipicios visibles desde Isaba. Es una ante cima lo que se ve desde el pueblo, y esconde a Ezkaurre Txiki a escasos metros tras ella.

 

Ezkaurre Txiki

 

No es fácil subir a esta montaña, pero aparte de ser un recorrido precioso, llegar a ella permite una excursión más larga si continuamos hasta la Peña Central o Baines (1.858 m), en aproximadamente una hora más de tiempo. Esto nos abre la posibilidad  de realizar un recorrido circular descendiendo por la Borda de Baines al Norte, o por Berroeta al Sur.

Y por si fuera poco, desde la Peña Central, en algo más de una hora podemos llegar a la cima de Peña Ezkaurre (2.047 m) recorriendo así el macizo completo de Oeste a Este, y descender bien por Baines, bien por la normal al puerto en la divisoria con Aragón, y a Belabarce.

 

Macizo de Ezkaurre visto desde Belabarce

 

Toda una señora excursión que nos sumirá en la profundidad del hayedo, nos deleitará con visiones de prados, en la que recorreremos el reino de la piedra largamente hasta el imponente precipicio que, desde Peña Ezkaurre asoma al valle de Ansó, y en la que podremos recorrer al final, el encantador valle de Belabarce en toda su longitud. Unas cuatro horas, o cuatro horas y media puede costar llegar a Peña Ezkaurre, realizando la travesía de las tres cumbres desde Belabarce.

La vertiente Oeste del macizo, y que corona Ezkaurre Txiki, es una línea de barrancos agrestes bajo cuyas pendientes se extiende un ancho y tupido bosque desanimando a cualquiera a su asalto. Se prolonga hacia el Sur, y aunque la barrera va cediendo y el bosque acaba por alejarse de las peñas, no resulta transitable hasta la altura del collado que separa la Peña Central o Baines de Peña Ezkaurre. Es por ello que para llegar a Ezkaurre Txiki desde esta vertiente, que yo sepa, se hará necesario pasar previamente por la Peña Central.

 

Ezkaurre y Txamantxoia desde Linza

 

La ruta más cómoda es partiendo de Belabarce y subiendo al paraje de la Borda de Baines, desde donde se gira al Oeste ganando el collado herboso que nos da acceso al pintoresco Bal de Lapurrutx. Sin embargo, la ruta que describiremos aquí asciende desde Belabarce directamente por el desconocido Barranco de Lapurrutx, hasta salir del bosque en el mismo Bal de Lapurrutx bajo las peñas.

 

 

La dificultad de esta excursión no se debe a exigencias de escalada, sino a que transcurre totalmente fuera de camino, a veces por fuertes pendientes, en el bosque y en la roca caliza propia del macizo. En general es un  terreno por el que se anda bastante bien, pero agreste. No hay agua en toda la excursión. Junto a la borda de Baines hay un regacho (a veces se seca), pero lo normal es que haya mucho ganado por allí, aunque no esté a la vista.

Belabarce (1.050 m) – Ezkaurre Txiki (1.764 m) 2 h.

 

En la entrada del valle de Belabarce en su extremo occidental, lo primero que debemos hacer es bajar directamente al río y cruzarlo. Este será nuestro primer problema si el río lleva agua, pues no existe puente. Lo más parecido  que hay está unos 150 m o 200 m más abajo de donde cruza el camino el río.

 

Es un río pequeñito que en verano suele ser fácil de cruzar, pero en días de lluvia o de fuertes tormentas puede ser un problema. Estamos acostumbrados a ver puentes de madera por todo el Pirineo, pero en Belabarce no hay ninguno. Y vendrían muy bien tanto aquí, pues no es un camino cualquiera sino que es el que lleva a Zuriza y a Aragón nada menos, Gran Ruta, como a la altura del camino de Baines.

Cruzado el río, lo seguiremos a la derecha corriente abajo, para encontrar un camino que transcurre junto a su orilla, con marcas azules y rojas, y que va a Berroeta.

 

Val de Lapurrutx desde la entrada de Belabarce. Nuestra ruta lo atraviesa ascendiendo verticalmente entre el bosque hasta la peña central.

 

Se introduce en el bosque y al poco de andar, remontará una pequeña pendiente con piedras a los lados. Nada más remontar la cuesta y volver a descender unos pocos metros, toparemos con el Barranco de Lapurrutx. Este es un punto delicado pues no queda aquí ni rastro del antiguo camino. Pero la referencia del repecho pedregoso que acabamos de superar es muy clara. Hay un par de mojones y una vez vistos, hay que introducirse en el bosque pendiente arriba hasta arrimarse a la vertiente Este del barranco y seguirlo. Si faltaran los mojones (a veces desaparecen), la clave está en localizar la vaguada que forma el barranco y que se puede ver desde la carretera de Belabarce.

Es aquí pequeño y poco pronunciado, está inmerso en un bosque de hayas, limpio, y baja directo desde las peñas de Ezkaurre al Sur. Debemos iniciar la subida siguiéndolo por la izquierda (vertiente Este) y manteniéndolo siempre a nuestra derecha, aunque parezca al principio que la otra orilla sea más cómoda.

Enseguida la cuesta se empinará considerablemente y se mantendrá en una fuerte pendiente durante toda la travesía del bosque, pero es un bosque limpio por el que se anda bien, a pesar de no quedar nada apenas del antiguo camino. Tras un rato andando descubriremos mojones sueltos y trazas del camino, que nos confirmarán que vamos bien. Remontaremos así unos 400 m de desnivel, siempre en la misma dirección y sin alejarnos del pequeño barranco hasta  salir del bosque, momento en el que la pendiente se suaviza y van apareciendo claros. Si es época de helechos, estos pueden ser muy tupidos, y conviene bordearlos por la derecha (Oeste).

 

Tras el collado está el paraje de Baines.

 

 

Con los últimos árboles la pendiente se vuelve horizontal, y saldremos a un gran prado rodeado de bosque por todos lados salvo por el Este, lugar en el que veremos un ancho collado, más arriba, y tras el que se encuentra el paraje de Baines con su borda. Si hemos optado por subir por el camino de Baines vendremos a parar aquí también. Enfrente podemos ver las peñas de la Peña Central de Ezkaurre. Estamos en el Bal de Lapurrutx, un lugar encantador. Solo le falta un regacho para resultar un paraíso.

 

Val de Lapurrutx y collado a Ezkaurre Txiki

A nuestra derecha al Oeste podemos ver el collado que debemos alcanzar. Este collado da acceso a un verde valle que, transversal al macizo, separa Ezkaurre Txiki de la Peña Central. Pero ir directos hacia el collado sería un error pues el bosque que nos separa de él es enormemente tupido y sería muy penoso atravesarlo. Debemos cruzar el prado hacia las peñas al Sur, no dejándonos caer hacia la derecha. Si a caso caeremos más a la izquierda hasta llegar al bosque al otro lado del prado. Aquí, la opción más segura es remontar la pendiente en busca de la peña. Transcurrir en la frontera entre la peña y el bosque, por donde más cómodo nos resulte. Es agreste pero transitable. Sumirnos en el bosque tiene peligro de enmarronarnos.

La otra opción es encontrar el antiguo camino que aquí existía, pero queda de él una leve senda solamente, y es tan difícil encontrarlo como fácil volver a perderlo. No obstante lo indico.

En el collado de Lapurrutx

 

Nada más cruzar el prado e introduciros en el bosque otra vez, estad atentos, porque al poco de subir por la cuesta debierais ver la delgada línea que se marca en dirección al collado. Si lo encontráis seguidlo, pero muy atentos porque por momentos la línea se puede borrar. Como ayuda, mantiene la dirección que marca sin giros, si acaso gira levemente a la izquierda, nunca a la derecha salvo al final, al llegar a la roca. Alcanza el collado por las rocas de la derecha (Oeste).

 

Ezkaurre Txiki

 

Ganado el collado todo es ya más fácil, por lo menos en lo que a orientación y a visibilidad se refiere. No tendremos ya problema ninguno. Ya vemos la cumbre de Ezkaurre Txiki y la ante cima que está a su derecha. Lo más cómodo es continuar por los prados del vallecito en dirección Sur hasta alcanzar la altura del collado que flanquea nuestra montaña por su derecha, y subir directos a este. Es un buen repecho, no hay camino pero se anda bien.

 

Vista a Belagua cerca de la cima de Ezkaurre Txiki

 

Ganado el collado merece mucho la pena llegarse a la cima de la derecha, pues asomaremos a una variedad de precipicios, que son los que se ven desde Isaba,

Isaba

y a cuyos pies se asienta un gran hayedo. Una visión magnífica. Continuando por la fácil cresta alcanzaremos la cumbre de Ezkaurre Txiki.

 

 

Ezkaurre Txiki  (1.764 m) – Ezkaurre Central ó pico Baines (1.858 m)

 

En la cumbre de Ezkaurre Txiki

 

Desde la cumbre vemos el Ezkaurre Central, podemos hacernos una idea del recorrido que nos espera, y plantearnos por donde vamos a subirlo desde el collado que separa ambas cimas, pues no existe camino.

Berroeta desde la cumbre de Ezkaurre Txiki.

 

 

Descenderemos por la cresta opuesta en dirección Sureste hasta el collado sin dificultades. Atacaremos las pendientes del macizo central directamente, buscando el mejor camino entre la piedra y los numerosos matojos, por el repecho evidente, pues a nuestra derecha el terreno se torna en exceso abrupto e intransitable.

Ezkaurre Txiki desde la peña central

Superado el largo repecho el terreno se suaviza, aunque todavía quedará un trecho por terreno de piedra agreste hasta alcanzar la cumbre al Sureste.

 

 

 

Peña Ezkaurre desde Peña Baines o central

En la cima podemos ver plenamente todo el macizo principal de Peña Ezkaurre, y el itinerario hasta su cumbre desde el collado que separa ese macizo del central, en donde nos encontramos.

 

Peña Ezkaurre. Vertiente Oeste

La vertiente Oeste de Peña Ezkaurre es toda transitable. Viniendo de Baines se puede ascender por la cresta de la izquierda, por el vallecito junto a ella o por la cresta de la derecha.

Para alcanzar el collado lo más cómodo es seguir la cresta primero al Sur y luego al Sureste. No tiene dificultades.

Una vez en el collado (1.705 m) tenemos al alcance el ibon de Ezkaurre y el valle de Berroeta.

 

Ezkaurre. Valle entre Peña Ezkaurre y la peña Baines

Llegar a la Borda de Baines es fácil atravesando el valle que se abre al Norte, y que en descenso atravesará todo el macizo hasta salir encima de los prados de Baines. Desde la borda a nuestra izquierda, y de la que quedan solo restos, seguir el regacho y nada mas alcanzar el bosque nos aparecerá un buen camino que baja hasta Belabarce. Si optamos por subir hasta Peña Ezkaurre desde este collado, la ruta es clara remontando el repecho directamente hasta alcanzar la cresta por la que se llega a la cima.

 

En la cima de Peña Ezkaurre

 

 

Espelunga desde Peña Ezkaurre

 

 

 

Peña Ezkaurre desde Espelunga

 

 

 

 

Espelunga, valle de Ansó y Peña Ezkaurre

 

Si bajamos desde Peña Ezkaurre por el camino normal al puerto que separa Zuriza de Belabarce, en lo alto del puerto sale una pista hacia Belabarce al Oeste. Seguirla directamente sin hacer caso a otra que saldrá hacia la peña al Norte y cuesta arriba. La nuestra mantendrá la línea al Oeste y enseguida comenzará a descender, cómodamente hasta el llano de Belabarce. El camino continúa en la misma línea atravesando todo el valle por el mismo lado en su vertiente Norte.

 

 

Camino al ibón de Ezkaurre

 

 

 

Vertiente Sur de Ezkaurre

 

Descenso por Berroeta. Ezkaurre Txiki

 

 

Para esta excursión, sigue nuestras

RECOMENDACIONES