GRAN FACHA (3.005 m) por la arista Este

 

Esta ascensión es bien conocida, pero, como no es la normal y nos encanta, pues la incluimos aquí. Se inicia en el collado Falisse (2.699 m) al que se accede cómodamente desde el puerto o collado de Marcadau.

Gran Facha arista Este. Ibón Pecico

 

Ibón del Pecico y arista Este a la Gran Facha.

 

 

Gran Facha arista Este. Collado Marcadau

Collado de Marcadau y comienzo de la arista Este.

 

Allí llegaremos bien desde el refugio Wallon, bien de Baños de Panticosa por los embalses de Brachimaña y el del Pecico.

Se puede hacer en el día descendiendo por la arista Sur hasta la brecha que nos devolverá al embalse del Pecico, o aprovechar y hacer una pequeña travesía. Descender, o bien a Respumoso, o bien a Wallon por la arista Norte (la ruta normal) hasta el collado de la Faixa. Si dormimos en Respumoso, podemos volver a Baños de Panticosa por el ibón del Pecico o por el ibón de Tebarray, y bien descender por los ibones Azueles o, ya puestos, subir a los Infiernos y bajar directamente al Balneario. Si dormimos en Wallon, podemos retornar por el collado de Marcadau, o podemos alargar la excursión tomando el precioso camino que llega hasta el valle de Ara y, desde allí, tomar la GR 11 que nos devuelve a Baños de Panticosa por el collado de Brazato. Todas ellas magníficas excursiones.

 

Respumoso

 

Pero volvamos a la arista Este. Encontraremos algún paso de escalada y constante trepada, pero no es difícil. Se puede hacer perfectamente sin asegurar, pero por su puesto lo de siempre, según como andes de suelto por esos terrenos y según como andes de cabeza junto a los precipicios. Ante la más mínima duda, ante cualquier inseguridad, a atarse. En su principio no vimos factible hacerla a tope de arista y eso que es bien bonita, sería necesario escalar metiendo seguros. Supera la dificultad que estamos dispuestos a acometer hoy, así que bordeamos su primer gran mogote por la vertiente Sur a la izquierda. Encontraremos un terreno algo delicado al ser sucio y descompuesto, pero por el que se puede escalar sin dificultades hasta ganar la arista.

 

Gran Facha arista Este. Ganando la arista

 

 

 

Aquí es en donde se pone ya bonita, aérea a tramos, más o menos tendida, pero fácil en general. La verdad es que es preciosa.

 

Gran Facha arista Este. En la arista.

 

Al final del todo, bajo el último mogote de la cumbre se afila mucho y hay un paso de diez o doce metros muy aéreo con un buen precipicio a nuestros pies. Se cruza por la vertiente Oeste y, para ganarlo, hay que hacer un pequeño destrepe de un par de metros. Tiene muy buenas presas para pies y manos y es seguro, pero la mente nos puede jugar malas pasadas. Conviene asegurarse si se corre el riesgo de que a alguien se le atragante, no sea que haya que volverse desde ahí arriba teniendo la cima al alcance.

Gran Facha arista Este. Paso final

Paso final.

 

Para esta excursión, sigue nuestras

 

RECOMENDACIONES