Invernal PICO DE LA GARGANTA DE BORAU (2.567 m) desde Rioseta (1.400 m)

En nuestras ascensiones de verano encontraréis esta montaña, cuyo acceso relatamos por el collado de Aisa, desde Candanchú y desde Rioseta. En invierno tiene una excelente ascensión desde Rioseta. Como esta ruta llega al collado de Aisa, es bueno también si se quiere hacer la arista de los Murciélagos al Aspe, que es excelente en invierno.

Acceso desde Rioseta.

Un kilómetro antes de llegar a Candanchú está Rioseta. Es un llano bajo Tortiellas y el Tobazo en donde la carretera describe una gran curva y están los edificios de un antiguo cuartel militar. Si no podemos dejar el coche ahí mismo, tendremos que hacerlo un poco más abajo, en el parking de la entrada a Canal Roya.

 

En Rioseta. Pico Tortiellas y Pico de la Garganta de Borau. Corredor acceso a Tortiellas Bajo.

 

Atravesar el Barranco de Rioseta hacia el Oeste por la vertiente del Tobazo hasta encontrar una pequeña chimenea que continúa en forma de corredor para salvar elegantemente la muralla que tenemos a la vista, por su parte derecha, y que nos dejará en el ibón de Tortiellas en Tortiellas Bajo. Desde aquí se atraviesa el llano hacia el Oeste y se remonta con facilidad el barranco que viene del Aspe llegando sin dificultades al collado de Aisa. Esta opción, evita atravesar la estación invernal de Candanchú, que ni siquiera veremos hasta que estemos muy altos. Es posible que se pueda escalar la chimenea en verano, pero yo no la he mirado con esos ojos y no lo puedo decir.

 

En el corredor.

 

 

 

 

Salida del corredor a Tortiellas Bajo. Tobazo y Canal Roya a la derecha.

 

Paso de la Garganta de Aísa (2.325 m) – Pico de la Garganta de Borau (2.567 m).

 

Desde el collado, nos dirigiremos al Este por la vertiente Norte del Pico de la Garganta, que es la Muralla de Borau, por debajo de la pared y lo más arriba posible. Llegaremos, al poco de andar, hasta una brecha accesible que se abre en la pared y, que remontándola, nos permitirá ponernos en lo alto de la muralla. 

Una vez arriba, tenemos un bonito paseo hacia la cumbre por la vertiente de Aísa, que atravesaremos en dirección Sureste.

El paso de la garganta al que se llega en verano por la faja de la muralla de Borau, en invierno suele ser intransitable, bloqueado por acumulación de nieve, y hay que escalar la cima directamente. Si está difícil, se puede bordear por su derecha a enlazar con la ruta de la vertiente Sur.

 

Para esta excursión, te recomendamos que veas los contenidos de esta web:

 

RECOMENDACIONES  y

RECOMENDACIONES PARA MONTAÑA INVERNAL