VUELTA AL MACIZO del BALAITUS y FRONDIELLAS

VUELTA AL BALAITUS

Midi, Balaitus y Frondiellas

Vamos a acometer la vuelta al Balaitus y las Frondiellas, a su colosal macizo, en el sentido de las agujas del reloj, partiendo del embalse de la Sarra y comenzando lo que sería el circuito en los embalses de Arriel. La haremos manteniendo la altura alcanzada en el collado Noir (2.625 m) y perdiéndola solamente al llegar al Glaciar de las Neous. Se puede complementar magníficamente, si se dispone de tiempo, con la ascensión a la cima del Balaitus por su Gran Diagonal, cuyo acceso vamos a tener a muy poca distancia en nuestra travesía.

Cuando pregunté a mi Padre si podía decirme una ascensión especial de entre todas las que había hecho en el Pirineo, creí que me diría que eso es como elegir a qué hijo quieres más, pero lo que me contestó fue La Gran Diagonal al Balaitus. Así que no diré más.

 

Vuelta al Balaitus. Balaitus en 1968

 

Balaitus con su Gran Diagonal en 1968. Brecha Latour y Frondiellas

 

Vuelta al Balaitus. Balitus desde Pitón Von Martin

Macizo del Balaitus desde el Pitón Von Martin.

 

Embalse de la Sarra (1.438 m) – Embalse de Arriel alto (2.259 m) 3 – 4 h.

 

Poco que decir sobre este tramo muy conocido, solo que a la altura del Llano Cheto dispondréis de dos opciones. Un camino un poco peor que remonta el barranco de Arriel directamente y con buenos repechos, o continuar por buen camino y más suave hasta la presa del embalse de Respumoso, desde donde sale un bonito y buen camino también, hacía el Oeste que nos devolverá al barranco de Arriel.

Vuelta al Balaitus. Llegando a ibones Arriel

Ya a la vista el Balaitus.

 

Embalse Arriel Alto (2.259 m) – Collado Noir (2.625 m) – Brecha Saget (2.631 m) – Collado de Pabat (2.648 m) – Refugio Ledormeur (1.917 m)

 

Nos dirigiremos al Este hasta alcanzar el collado Noir (negro) al pie del Balaitus. Desde aquí, y sin ascender al collado, continuaremos si nuestro objetivo es La Gran Diagonal al Balaitus.

 

Vuelta al Balaitus. Collado Noir y Gran Diagonal

Collado Noir y la Gran Diagonal al Balaitus

 

Es un collado agreste en una cresta afilada que se gana trepando un poco. Daremos vista a toda Francia.

 

Vuelta al Balaitus. En el collado Noir

Valle por el que se desciende a los lagos de Batcrabère

y al refugio de Larribet (2.060 m)

 

Vuelta al Balaitus. Descenso del collado Noir

Descenso del collado Noir

 

A partir de ahora mantendremos la mole del Balaitus a nuestra derecha y atravesaremos el terreno sin perder la altura y atravesando dos collados o brechas, tras las cuales alcanzaremos el Glaciar de las Neus. Es un terreno agreste, sin camino, pero por el que se transita bastante bien. Esto forma parte de su encanto, pues hace que sea una zona de la montaña solitaria. Sientes el aislamiento y la soledad alrededor, pero la compañía evita que te sientas solo. En frente nuestra podemos divisar ya nuestro siguiente objetivo al Noreste, la brecha Saget.

 

Vuelta al Balaitus. Brecha Saget

Brecha Saget

 

Estas brechas o collados se forman en aristas que descienden del macizo. Para destrepar el collado Noir necesitaremos crampones pues es pendiente y lo normal es que la nieve esté dura. Alcanzada la brecha Saget, podremos ver el collao de Pabat al Este, a donde nos dirigiremos en travesía horizontal. Desde este último collado, descenderemos al ibón de Les Tuts e iremos al encuentro del Glaciar de las Néous. Se puede, sin llegar al ibón, dirigirse a la brecha de las Néous que está al Sureste a 2.595 m de altura y nos dejará al otro lado, en frente de las crestas del Diablo. Forma parte del recorrido de la pequeña vuelta al Balaitus.

Pero nosotros vamos a recorrer todo el valle formado por el Galciar de las Neous hasta abajo, hasta su encuentro con el valle D´Arrens y así, conocerlo. Nuestra vuelta al Balaitus será mayor. Poco antes de llegar al fondo del valle se encuentra el refugio Ledormeur, sin guardar, pero limpio y bien cuidado, en donde se puede dormir. Este refugio es un perfecto lugar desde el que acometer la ascensión al Balaitus por el Glaciar de las Néous, ruta muy empleada en invierno con esquís. Sin embargo, más arriba, antes de bajar a él hay una zona con buen regacho y bonito jardín, que es la que nosotros elegiremos para acampar.

Pesada mochila

La mochila en travesías de una semana

suele tener esta pinta.

 

 

Tras dos días en la montaña es curioso pensar como puedes prescindir de cosas elementales como lo son una silla, por ejemplo. No es solo que prescindas, es que no recuerdas su existencia ni la echas en falta. Sin duda, te “asalvajas” o te “descivilizas” un poco. No quiero decir que se pueda vivir así, pero es agradable pensar que en un momento dado puedes hacer que todo lo necesario quepa en una mochila y que infinidad de enseres imprescindibles en tu ciudad, aquí te resultan fútiles y tan siquiera recuerdes su existencia. Podríamos vivir una semana, y muy bien, con lo que cabe en nuestra mochila. El primer día pesaría mucho, eso sí, pero no impediría que nos movamos sin parar. ¡Buff, qué simple es todo aquí!

 

Refugio Ledormeur (1.917 m) – Descenso al fondo del Valle (1.753 m) – Collado de la Piedra de San Martín (2.295 m) – Embalse de la Sarra (1.438 m)

 

Hay que descender hasta el gran valle D´Arrens, para después remontar este en dirección Norte por muy buen camino, suave pero constante en la ascensión, hasta el collado de la Piedra de San Martín que nos devuelve a Aragón, y concretamente a Campo Plano y a Respumoso.

 

Vuelta al Balaitus. Valle D´Arrens

Valle D´Arrens

 

Tenemos el Pico del Cristal a nuestra derecha, al que van a parar las crestas del Diablo con sus Tridentes y sus Cuernos. Estamos en un punto ideal si tuviéramos más tiempo para llegarnos hasta Wallon, ascendiendo alguna de las Fachas, pero… Cerraremos la vuelta descendiendo a La Sarra.

 

Vuelta al Balaitus. Respumoso

Respusmoso

 

Para la excursión vuelta al Balaitus, sigue nuestras

 

RECOMENDACIONES